Un estudio ha puesto de manifiesto el cúmulo de gérmenes que se citan en las prendas que adquieres en las tiendas y recomienda protegerse lavandolas previo a utilizarlas. 

Resultado de imagen para lavar ropa interior 

Seguro que alguna vez has salido de una tienda con una prenda nueva, deseando llegar a casa para ponértelo y estrenarlo en la cena de esa misma noche. Ni siquiera habías pensado en lavarlo, pero debes hacerlo, es por tu salud. Las razones son básicamente dos: hay que eliminar la suciedad, las bacterias y los gérmenes acumulados en la prenda antes de llegar a tus manos –muchos más de los que piensas–, y es necesario borrar el rastro de cualquier residuo químico, empleado en su fabricación y que en contacto con tu piel pueda generar una alergia. 

Uno de los productos que más reacciones alérgicas suele provocar es el colorante anilina, utilizado en muchas telas sintéticas.

En la fabricación de ropa nueva se emplean habitualmente productos químicos que incluyen colorantes, y para encajar las prendas en las máquinas de tejer estas se pulverizan con otros productos